El objetivo de la Gestión de Calidad Total es lograr un proceso de mejora continua de la calidad por un mejor conocimiento y control de todo el sistema (diseño del producto o servicio, proveedores, materiales, distribución, información, etc.) el producto recibido por los consumidores mantenga el (cero defectos en calidad), además de mejorar todos los procesos internos para producir bienes sin defectos a la primera, eliminando desperdicios así reducir los costos, mejorando los procesos y procedimientos internos, la atención a clientes y proveedores, los tiempos de entrega y los servicios post-venta.

La Gestión de Calidad involucra a todos los sectores, producir  artículo que los
consumidores desean, y sin fallas, al menor costo, entregados en tiempo y forma, atender correctamente a los clientes, facturar sin errores, y no producir contaminación. Así como la calidad de los insumos (llegar a uno proveedor por línea de insumos);  también la calidad de la mano de obra (evitando costos por falta de productividad, alta rotación, y costos de capacitación).
Y la calidad de los insumos o materiales incide tanto en la calidad de los productos, como en los costos y niveles de productividad